Hilos Tensores
Si buscas rejuvenecer tu rostro de forma natural y sin someterte a cirugía, los hilos tensores en Valencia de Clínica La Vall son una excelente opción terapéutica. Nuestro médico especialista en medicina estética, que cuenta con casi treinta años de experiencia en el sector, te asesora y guiará durante todo el proceso.¿A qué esperas? Pide ya tu cita YA.
¡Contáctanos!
Hilos Tensores
Si buscas rejuvenecer tu rostro de forma natural y sin someterte a cirugía, los hilos tensores son ¡tu mejor opcion!
HILOS TENSORES

¿Qué son los Hilos Tensores?

Los hilos tensores son uno de los procedimientos más demandados en el mundo de la medicina estética.

Se trata de unos hilos extremadamente finos que se emplean para combatir las arrugas, las líneas de expresión y la flacidez, para elevar las cejas y redefinir tanto el óvalo facial como el contorno de la mandíbula.

Nuestro Procedimiento

1- Consulta inicial (gratuita):

En tu primera consulta nuestro médico en Llutxent, Valencia especialista en estética evaluará tu rostro y consensuará con el paciente los objetivos. Se determinará si los hilos tensores son la mejor opción para ti, teniendo en cuenta tus características y expectativas. 

2- Procedimiento:

Si se determina que los hilos tensores son tu mejor elección el procedimiento de inserción de los mismo se realizará el mismo día que la intervención inicial. La inserción de los puntos se realiza mediante anestesia local o tópica, de forma que no sufras molestias. Los hilos se insertan a través de pequeñas incisiones en la piel, mediante una técnica muy precisa que maneja a la perfección nuestro especialista. 

3- Resultados inmediatos:

El mismo día de la técnica ya no notas los resultados, ya que una vez colocados los hilos en su posición correcta se tensan para levantar y reafirmar los tejidos faciales.

4- Resultados a mediano y largo plazo: 

A medida que los hilos se reabsorben, estimulan la producción de colágeno, lo que proporciona resultados a largo plazo. Es decir, notaras los efectos mucho tiempo después de que los hilos sean reabsorbidos. 

Nuestros Resultados

Antes y después de un tratamiento facial con hilos tensores

Obsérvese como se ha recuperado el óvalo facial.

Preguntas Frecuentes

Los hilos tensores, como su nombre indica, tienen un efecto tensor. Implantando los hilos de Polidioxanona (PDO), que precise el paciente, se crea una red que actúa como soporte de los tejidos, favoreciendo la formación de colágeno y la revitalización de los tejidos de las zonas tratadas.

¿Qué zonas se pueden tratar?

Pueden ser tratadas todas las zonas de la cara y el cuello, a excepción de la frente, donde otros tratamientos como el bótox han demostrado ser más beneficiosos. Nuestra experiencia nos ha decantado a utilizarlos en el tercio medio y distal. Lo que buscamos con los hilos tensores es un efecto lifting en la zona a tratar. Buscamos recolocar el pómulo en su posición original, tensando y reafirmando el óvalo facial

La técnica es indolora, ya que se realiza bajo el uso de una anestesia tópica. Se trata de un procedimiento ambulatorio que no requiere de incisiones ni puntos de sutura, es decir, no deja cicatrices. En La Vall insertamos los hilos en estricta asepsia en la capa más profunda de la piel. La dirección de inserción y el número de hilos depende del resultado que busquemos y de la anatomía del paciente.

Una sesión de colocación de hilos tensores suele durar unos 45 minutos.

Resultados naturales:

No deja cicatrices y además el material es biocompatible, por lo que es completamente reabsorbido por el cuerpo entre 6 y 8 meses.

Mejor aspecto de la piel:

Este procedimiento favorece la producción de colágeno y estimula el rejuvenecimiento cutáneo: consigue una piel más firme.

Resultados flexibles:

Ideales tanto para conseguir un efecto lifting ligero, como para conseguir mejoras importantes.

El mismo día de la técnica ya  notas los resultados, ya que una vez colocados los hilos en su posición correcta se tensan para levantar y reafirmar los tejidos faciales. No obstante, los resultados van mejorando progresivamente hasta alcanzar la plenitud a los tres meses.

Los resultados son duraderos (de 12 a 18 meses) aunque los hilos son reabsorbidos tras 6-8 meses desde la fecha de la intervención. Esto es debido a que los hilos tensores están fabricados con materiales biocompatibles, por lo que además de tensar la piel, estimulan la producción de colágeno.

Las contraindicaciones descritas en la literatura médica son: enfermedades inmunológicas, tendencia a formar queloides, infecciones previas en la piel y diabetes más controlada. Además de estos, en la clínica La Vall tampoco recomendamos este tratamiento a mujeres embarazadas o lactantes.

Son muy pocos, leves y desaparecen en pocos días: formación de hematomas y/o edemas.

El mejor tratamiento en la Clínica capilar y estética La Vall

También te puedes pasar por la clínica donde con mucho gusto te mostraremos un book con una muestra de los trabajos realizados por el Dr. Osca. 

¿A Qué esperas?

Solicita una asesoría gratuita via online:

Síguenos en redes

Scroll al inicio